Tirar un penal a lo Panenka es un sueño de muchos y privilegio de unos cuantos, pues a psar de que que parece algo sencillo, al momento de ejecutarlo se requiere de una técnica que no todos los jugadores tienen y si no lo creen, hay que preguntarle al jugador del Swansea City, Bersant Celina.

En partido correspondiente a la segunda división inglesa, el jugador de dispuso a cobrar una pena máxima y todo indicaba que lo ejecutaría en modo Panenka; incluso ya había engañado al portero, pero cuando todo parecía a su favor, ocurrió lo inesperado:

Al final de cuentas, el Swansea se vio superado de forma categórica por el West Bromwich por un marcador de 3-0; el penal no hubiera significado mucho, pero sin duda, quedara en la mente de Celina como una de las grandes marchas de su carrera.

Lee también   ¡Se barrió con ganas!