Sin lugar a dudas, la remontada de la Roma contra el Barcelona, luego de perder 4-1 el partido de ida, fue una de las grandes sorpresas de los cuartos de final de la Champions League y la gesta tuvo una celebración inolvidable.

Roma, donde se jugó el partido, fue una fiesta por parte de la parcialidad de la ‘Loba’ y los festejos se realizaron después del encuentro a las afueras del estadio y lugares emblemáticos de la ciudad.

En ellos participó el presidente del club, James Palotta, quien protagonizó una imagen insólita. Motivado por los aficionados, el directivo se metió a bañar en la Piazza del Popolo en frente de una multitud.

Con la viralización de la imagen llegó una multa por parte de la Alcaldía de la ciudad, que tuvo una cifra de aproximadamente 500 euros.

El adinerado presidente cumplió con la multa, llamó a la alcaldesa y además decidió donar 230.000 euros para obras públicas.

Lee también   “El club ideal para Neymar es el Barcelona”: Mascherano