El primer gol de 2020 fue un blooper

Hay que tener mala suerte para que el primer gol de 2020 sea un autogol, y de paso, un blooper. Qué manera de empezar el Año Nuevo.

Captura de video.

En la victoria del Vissel Kobe 2-0 sobre el Kashima Antlers en el partido por la Copa del Emperador de Japón que se jugó la madrugada de este 1 de enero, el portero surcoreano Sun-Tae Kwoun fue el protagonista. O más bien el antagonista.

El delantero alemán Lukas Podolski remató al arco al minuto 18, el portero rival desvió la pelota pero rebotó en el defensor japonés Tomoya Inukai y terminó en gol en propia puerta.

El equipo de los españoles Andrés Iniesta y David Villa —este último jugó su partido de retiro—sentenció el encuentro al 38′ con tanto de Noriaki Fujimoto.

Lee también   ¿Qué fue de Zico, el “Pelé Blanco”?