A este portero el penal le da igual si es a favor o en contra. Igual los detiene o los anota pero lo que
realmente vale la pena, es el festejo. A cualquier rival le calaría y en serio, ¿no creen?

Lee también   Wenger, más simpático que el Chelís!