No es preciso describir esto, mejor escúchenlo ustedes…

Lee también   Pesa la camiseta