El portero, Oumar Barry se convirtió en el héroe de su equipo Al Rayyan (Qatar) al meter el gol del empate en la última jugada del encuentro.

Lee también   Mexès enloqueció a este noruego