El portero, Oumar Barry se convirtió en el héroe de su equipo Al Rayyan (Qatar) al meter el gol del empate en la última jugada del encuentro.

Lee también   Péguenle al travesaño (Chelsea)