Un muy efusivo Marco Storari celebró con todo el gol que anotó su compañero Fabio Quagliarella y a éste último no le pareció, pues al parecer, casi casi le arranca los pelos si no es porque Vucinic los separa primero.

Lee también   ¡Esos son spots!