Este niño demuestra que se nace para ser estrella

A veces, las mejores jugadas no están dentro de la cancha o en un tabloncillo, hay días en los que se encuentra en la calle. Este niño demuestra que las estrellas nacen y no se hacen.

Ejemplo de esto, es este joven que demostró todo su talento para el baloncesto en un mano a mano con un amigo.

Lee también   En el fútbol, el talento no lo es todo