Petiola Manu, jugadora del East High de Utah, dejó que sus emociones se desbordaran por completo y terminó dándole un artero rodillazo a Makenzie Clark, jugadora del Woods Cross, a quien estuvo a punto de romperle la mandíbula.

«No controlé mis emociones y dejé que todo esto fuera muy lejos. Quiero disculparme con Makenzie Clark y con todo mundo. Lo siento», aclaró Manu.

Lee también   'No mi'ja, así no!