En la banca de la selección francesa, Patrice Evra no se dio cuenta que estaba sentado sobre la playera de su compañero Valbuena y hasta se la dejó planchadita a vapor.

Lee también   Brasil - Argentina: versión alternativa