Los jugadores del Rot-Weiss Essen, de la cuarta división de Alemania inventaron esta nueva táctica para los tiros libres. Con varias fintas distrajeron al portero del Fortuna Dusseldorf II que simplemente se quedó como estatua.

Lee también   La viral reacción de una aficionada al gol del Lozano