En un cobro de penal lleno de errores, primero el arbitro permitió que casi todo el equipo contrario (Shamrock Rovers) se metiera al área antes de ser ejecutado, luego el cobrador del Linfield falló la pena máxima pero a su vez tendrían un poco de fortuna, ya que el rebote le llegó a Ryan Henderson jugador del mismo equipo, pero increíblemente desperdició la oportunidad de acortar la ventaja. (4-1)

Lee también   Ponte Sotana