Orebro y GAIS, de la Primera División sueca, disputaron un partido por el honor ya que ambas escuadras descendieron. Con un paliza 4-0 por parte del Orebro, los aficionados del GAIS no perdieron el humor a pesar de la mala actuación de su equipo y se pusieron a entonar, imaginando los goles como suyos, Hagamos de cuenta que ha anotado un gol.

Lee también   Se abre Rooney