En el futbol de Bulgaria, se dio en el hecho de que un jugador festejó de manera efusiva un gol sin darse cuenta que lo habían anulado.

Sin lugar a dudas, la mayor alegría dentro del mundo del futbol es anotar un gol; producto de ello, se han inventado los más diversos festejos, aunque en ocasiones, los jugadores celebran antes de tiempo, pues no se dan cuenta que el gol fue anulado por al arbitraje.

El más reciente de este caso se dio en el futbol de Bulgaria; el brasileño Wanderson celebró un gol y de inmediato corrió al encuentro de su novia para celebrarlo. Sin embargo, no se dio cuenta que el árbitro ya lo había anulado:

Lo peor para Wanderson fue que luego de que la jugada fue analizada, se dio a conocer que el gol fue mal anulado; el brasileño no solo estuvo ausente del campo por más de 20 segundos, sino que también arruinaron su efusivo festejó.

 

Lee también   ¿Te acuerdas de este baile?