Más allá de polémicas y discusiones, el mundo del futbol siempre nos regala lindos momentos en cualquier escenario. Un bonito gesto como el que vivieron los niños que salen al campo tomado de la mano de los jugadores antes de los partidos de la UEFA.

Precisamente en el partido de vuelta de la eliminatoria entre Sporting Lisboa y Atlético Madrid, los futbolistas portugueses demostraron mucha humanidad con una acción muy especial con los chicos.

Ante una poderosa lluvia en el estadio, el jugador argentino Marcos Acuña se quitó su chamarra y la ofreció a un pequeño niño que lo acompañaba. Los jugadores del Atlético vieron el gesto, al igual que los compañeros del Sporting. Lo que marcó la diferencia fue que los lusos siguieron el ejemplo del argentino.

Al momento del himno, todos los niños que salieron con el Sporting posaban con la chamarra de los futbolistas para evitar mojarse en la lluvia. Video:

Lee también   Aficionado invade la pista del GP de China