Parece ser que el árbitro inglés Howard Webb, ha aprendido bien después de su amplia experiencia en observar tiros penales. En un partido amistoso jugado en Old Trafford, el reconocido mandamás tiró un penal de último minuto al estilo «Panenka» para que su equipo saliera victorioso.

Lee también   La terrible lesión de Ryan Shawcross que conmociona Inglaterra