La Selección de Islandia puede presumir el tener a su Dios del Trueno, Thor Sigurdsson, que se aventó este tremendo golazo que dejó frío al portero. Esa comba infernal que terminó en la red ayudó a obtener la histórica victoria 1-2 sobre Eslovenia, lo que les permite tener algunas esperanzas de llegar a Brasil 2014.

Lee también   La involución de la Selección Argentina