Hacía mucho que el mexicano no anotaba en la liga portuguesa. Fueron 8 meses los que tuvieron que pasar para que Raúl Jiménez volviera a reventar las redes en la Primeira liga.

Y vaya que si retomó el gol en forma espectacular, muy a su estilo y con un potente disparo de volea, Jiménez sobre el tiempo de compensación, culminó una buena jugada del Benfica.

Ya unos minutos antes había robado un balón a media cancha para enfilarse al marco solo, pero el delantero la mando a las nubes, dejando ir una clara.

Cuando más presionaba el Braga y parecía que empataba el cotejo al final del encuentro, Raúl Jiménez con este golazo puso el definitivo 1-3 a favor de los visitantes.

 

Lee también   Messi, un sueño especial