El brasileño Walter hizo magia en los entrenamientos del Fluminense, al anotar dos goles espectaculares.

Los dos con un ángulo inexistente, ya que se colocó ligeramente atrás de la portería. Logró darles un gran efecto con la parte externa. ¡Ni Henry los hacía así de bien!

Lee también   Fernando Ortíz reta a golpes a Marco Fabián