Atención aficionados más radicales: aunque se crean de hierro, no lo son. Para demostrarlo está un joven fanático de Boca Juniors en Argentina que provocó miedo por una caída que sufrió en el partido de su equipo en La Bombonera este domingo contra Colón.

Para recibir con cánticos y emoción a sus 11 jugadores, la hinchada de Boca cantaba como de costumbre cuando un aventurero decidió demostrar su afición subiéndose a la reja que separa a las gradas de la cancha. Allí, desde una altura peligrosa, se resbaló y cayó.

Mientras todos cantaban y él se agitaba, cuando intentaba bajarse no hizo pie y su cuerpo cayó varios metros hasta el suelo, lo que desvió la atención de los presentes.

Por suerte para él, sus amigos y familiares, la caída quedó solo en un doloroso golpe y no hubo daños que lamentar. Pero seguramente sí quedó una enseñanza. Para él y para muchos.

Lee también   Estampas del Boca-River previo al clásico