No importa en qué división sea, la violencia en e futbol inglés no cesa para nada. Ahora ocurrió en el derby clásico entre el Bristol City y el Bristol Rovers, pues aficionados invadieron el terreno de juego y también las afueras del estadio Ashton Gate, también hubo revueltas.

Lee también   Legendario Schmeichel