El rumano Raul Rusecu, se la rifó con este golazo, hizo dos sombreritos y puso la pelota entre las redes para culminar esta obra de arte en la victoria de 6-0 del Steaua de Bucarest sobre el Concordia Chiajna en el futbol rumano.

Lee también   Se le sube el merengue