Uno de los mejores jugadores suecos de futbol, hizo su regreso a los 41 años de edad para jugar un partido, así es, un solo partido con el club Högaborg de la cuarta división de Suecia, donde también milita su hijo Jordan.

Henrik Larsson debutó y se formó en el Högaborg y prometió que su retirada definitiva del futbol sería jugando un partido con el club que lo vio nacer, aunque no descartó la idea de poder continuar en activo.

¿Cómo ven?

Lee también   Te presentamos la "RoboCup"