Uno de los peores tiros de esquina ejecutados se lo aventó Marquinhos, jugador del Duque de Caixas del futbol brasileño. Le pegó con chanfle y terminó haciendo algo del otro mundo.

Lee también   Regresa "Cantona"