Jajaja de verdad que esto no le pasa a cualquiera ¿o si?

La simpática concursante tenía que dar pistas del personaje que le mostraban para que su compañera, con los ojos tapados, acertara y ganaran el premio gordo. Pero sufrió una pequeña, pequeñita, pequeñíííííísima confusión y todo se fue a la basura.

En fin, la risa (burla) del conductor de lo mejor también.

Y el mejor comentario lo tiene usted…

Lee también   La nueva armadura de Alemania