Gol fantasma en la Liga de Bélgica. La tecnología para definir si un balón cruzó o no la línea de gol fue una de las grandes novedades del Mundial de Brasil 2014, sin embargo, aún esta herramienta no es utilizada en varias ligas a lo largo del planeta, tal y como sucede con la Liga de Bélgica, en donde el día de ayer su utilización le hubiera hecho justicia al Lierse, pues una mala decisión arbitral le otorgó el segundo tanto al Genk, ya que el balón no rebasó la línea de gol tras un disparo de Herve Kage, pero el abanderado lo dio por bueno.

Fue tan evidente que el balón no entró a la portería, que ningún jugador del Genk, incluido el propio Herve Kage, reclamaron la acción, incluso cuando lo dieron por bueno el mediocampista congoleño se estaba lamentando dentro del área rival, gesto que cambió en automático cuando se percató que le habían otorgado el tanto en uno de los robos más grandes en la historia del arbitraje belga.

La peculiar jugada se dio al minuto 66 tras un gran contragolpe del Genk, el cual terminó con un potente disparo de Kage que alcanzó a ser desviado por Bajkovic, el guardameta rival, lo que provocó que el esférico golpeara el travesaño y picara a escasos centímetros de la línea gol, aunque para la vista de los árbitros no fue así.

Con esta decisión la terna atrbitral sepultó cualquier posible reacción del Lierse, pues acabaría perdiendo el partido por 3 goles a 0.

¿Creen que los árbitros debieron tomar en cuenta la reacción del jugador para tomar una decisión correcta?

Lee también   Se "lesiona" el papá de Neymar