Es normal ver al entrenador portugués José Mourinho mantener una tensa relación con los periodistas, casi siempre vistos como enemigos por parte de The Special One. Sin embargo, Mourinho demostró que sí quiere a algunos comunicadores.

Luego del empate entre Sevilla y el Manchester United, Mourinho se quejó de que recibió más preguntas sobre la suplencia de Paul Pogba que sobre el propio partido. Cuando por fin alguien evitó preguntarle por el francés, le ofreció un abrazo ante las cámaras. Video:

Lee también   Golazo desde atrás de media cancha