James Rodríguez ignora a unos niños que querían un autógrafo suyo, los vio y arrancó en su carro.

El «10» del Real Madrid detuvo su auto al termino de un entrenamiento para firmar una revista a un aficionado, peo cuando se percató que se acercaban dos pequeños aceleró sin voltear a verlos.

La acción del colombiano casi ocasiona un accidente, pues uno de los niños estuvo cerca de ser arrollado por el auto de Rodríguez.

Por qué no les quiso firmar nada? ¿Será por que uno llevaba la camiseta de Özil y se sintió celoso?

 

Lee también   ¡Chuuuzaaaa!