El rugby, un deporte totalmente físico en el que las lesiones son extremadamente recurrentes, tiene a un jugador lesionado por uno de los motivos más extraños que se pueden esperar. Scott Baldwin, hombre de los Ospreys en el Reino Unido, fue atacado por un león en un parque.

El jugador galés de 29 años pasó un desagradable momento antes de un compromiso de su equipo en Sudáfrica, cuando en una visita por el Weltevreden Game Lodge se dispuso a acariciar a un pequeño león y este le respondió con una mordida.

En principio causó impresión la ausencia de Baldwin en los partidos de su equipo, pero luego se supo el insólito motivo, que dicho sea de paso, estuvo escondido muchas horas por decisión del club.

Lejos de apoyarlo, Steve Tandy, entrenador de los Ospreys, criticó a su jugador por lo sucedido. «Cuando pones tu mano en una cerca y hay un león allí, puedes esperar de todo. Él ya tenía varias advertencias, por lo que ha sido algo bastante estúpido«, declaró el coach, recogió Mundo Deportivo.

Lee también   Cruda ...