El sueco Kennedy Bakircioglü jugador del Hammarby, anotó este gol de tiro libre a unos metros adelante de la media cancha, pero ustedes qué dicen, ¿en verdad fue un golazo o el portero del Varberg Peter Dahlberg, se lo comió todito?

Lee también   Neymar se aventó un hat-trick