Para el esloveno Josip Iličić del Palermo, las florituras y adornos también son un recurso y muy efectivo.
Lástima que no terminó en gol, pero los aplausos se los lleva sin duda alguna…

Lee también   ¡Se pasó de belga!