Con la llegada de Giovani Dos Santos al América, se hace inevitable pensar que ciertos jugadores deben salir del club; uno de estos jugadores, el que parece estar como número uno en la lista es el francés Jeremy Ménez, aunque con jugadas como la ayer parece poner en duda esta situación.

En el partido en el que América enfrentó a River Plate, el francés realizó una jugada en la que parecía que se había comido a Messi y a Maradona juntos:

Por mala fortuna, la jugada no pudo terminar en gol, pero quizás el verdadero objetivo del jugador es demostrar que tiene al talento y la capacidad suficiente para permanecer en el club, que sería un grave error prescindir de un jugador con sus características y que el América se arrepentiría en caso de que se dé su salida del club.

Lee también   Tira patada y de milagro no acierta