En el duelo eliminatorio de ayer, Chicharito mostró algo que no está muy acostumbrado a hacer: magia. De espaldas contra su marcador, hizo una jugada de fantasía y consiguió abrirse el espacio para continuar la jugada:

 

Lee también   Así se despide Dortmund de Klopp