Chivas y Tijuana se enfrentaban en la cancha del Estadio Caliente y en mitad del partido ocurrió una jugada con consecuencias espantosas.

Cerca de la línea de lateral, Mauro Lainez y el ‘Chapo’ Sánchez fueron a disputar una pelota. El jugador de los Xolos levantó la pierna sin percatarse de que el elemento rojiblanco había agachado la cabeza, lo que provocó un sangrado terrible a la altura de la frente.

El jugador tapatío quedó tendido sobre el césped durante un tiempo, pues el sangrado era constante y mostraba signos de dolor. Mientras que el principal del partido estaba determinando en el VAR si la acción de Lainez merecía la roja y lo terminó echando.

Lee también   Triste despedida