El delantero del Udinese de 34 años de edad no solo demuestra que es un tremendo goleador, si no que también se saca de la chistera una que otra genialidad como este gran pase de rabona, para que finalmente el brasileño Danilo mandara el balón a las redes.

Lee también   En juegazo, Adebayor despide al Inter