Diego López sacó su coraje tras recibir los cánticos de Iker, Iker durante el partido contra Granada. El gesto fue despreciativo por parte de la afición nazarí y terminó celebrando la victoria.

Lee también   ¡Qué suerte!