El delantero uruguayo, Luis Suárez, no pudo contener el llanto tras el silbatazo final del encuentro ante Crystal Palace en el que Liverpool dejó escapar una ventaja de tres goles en ocho minutos y renunció a gran parte de sus probabilidades de salir campeón de la Liga Premier Inglesa.

Lee también   GHANA | Aún no superan la mano de Suárez