Thierry Fidjeu del SV Horn de la segunda división de Austria, metió un gol descalzo que el árbitro no debió haber contado de acuerdo al reglamento.

Lee también   La nueva de los 'Blues'