Y con ustedes los gritos con los que aficionados croatas de Zagreb quisieron intimidar a Cristiano Ronaldo. Estas expresiones, más bien ovaciones a Messi, llevaron al portugués a dar sus declaraciones de que lo envidian “por rico, guapo y ser un gran jugador”.

Lee también   Wenger, más simpático que el Chelís!