El Atlético Madrid ya puede decir que está en los octavos de final de la Europa League luego de haber goleado por 1-4 al Copenhague en condición de visitante. Uno de esos cuatro tantos colchoneros fue uno muy bien hecho por parte de Gameiro.

Aunque el gol quedó inscrito por el ex PSG, gran mérito en la acción la tiene Antoine Griezmann, quien con un taconazo descontroló a la defensa y le permitió a su lateral zurdo internarse para dar la asistencia.

Saúl Ñiguez, el propio Griezmann y Vitolo fueron los que completaron los goles adicionales del equipo dirigido por el ‘Cholo’ Simeone.

Lee también   Más güevón que el Bofo