En la Copa Sudamericana se armó la gorda en el partido Cobreloa-La Equidad, donde hasta el médico del equipo colombiano le entró a los trancazos propinándole un cabezazo a un jugador rival.

Lee también   104 años de Nerazzurri