Sucedió después del partido amistoso entre Costa Rica y Argentina que terminó igualado a cero goles.

La presencia de Messi a todos puso de cabeza en el país centroamericano pero para mala fortuna la estrella mundial no pudo jugar, así que al no tenerlo cerca en la cancha, al final, los jugadores ticos no quisieron quedarse sin el recuerdo, la fotografía, el autógrafo, el abrazo o el saludo del gran Messi.

Entendible la verdad, tenerlo tan cerca e ignorarlo no debe ser muy sencillo que digamos…

Lee también   La boleta de Messi