Bien dicen que cuando un nuevo técnico llega a un nuevo equipo, hay una renovación en la mayoría de los jugadores, los cuales como por arte de magia, elevan su nivel y hasta juegan de una forma diferente a como lo venían haciendo.

Dicha situación no es exclusiva de los clubes, sino también de las selecciones, las cuales tienen ciertas características que no tienen los clubes normales y máxime si hablamos de la selección mexicana, una selección sui generis.

Sin embargo, con el Gerardo Martino al frente, parece que han recuperado el buen ánimo de estar en la selección nacional, tal como se puede ver en el siguiente video:

Veremos si este aparente buen ánimo se refleja en resultados en la cancha o si sucede lo que siempre sucede, son unos grandes amigos los integrantes de la selección, pero consiguen los mismos resultados de siempre.

Lee también   Más opciones para el banquillo águila