La presión de dirigir al Manchester United alcanzó a José Mourinho. El entrenador multicampeón en diferentes clubes explotó luego de la victoria de su equipo contra el Tottenham y mandó a callar a sus críticos.

Tras el triunfo por 1-0 sobre los Spurs de Mauricio Pochettino, Mourinho aprovechó las cámaras de la Premier League para hacer un gesto muy claro a todos los que opinan del presente de su equipo. «La gente habla mucho, que se relajen«, dijo el portugués después de hacer el gesto.

Lee también   Gaizka te lleva al Camp Nou