Dentro de la profesión periodística muchas veces se da el caso de que los protagonistas no tienen ganar de hablar con la prensa y pueden llegar a fingir cualquier cosa para evitar intercambiar unas palabras, como también puede suceder en otras facetas de la vida. No es nuevo que un jugador famoso tenga ganas de inventarse alguna excusa para evitar el contacto, como por ejemplo una llamada telefónica. Lo que si es nuevo es lo que hizo Thomas Müller.

El delantero alemán del Bayern Munich fingió una llamada telefónica con su pasaporte para no dar entrevistas, lo cual fue descubierto por las cámaras de Sky y el video se ha hecho viral en las redes sociales. Müller, un genio:

Que dicen, ¿regatea mejor a la prensa o a los rivales?

Lee también   Wenger, más simpático que el Chelís!