Neymar se olvidó de la magia con este pisotón que le propinó a Pará en el estómago, en el empate a un gol entre el Santos y el Grémio.

Lee también   Barça toons del clásico 2012