Aunque casi siempre termina siendo la víctima, está claro que Lionel Messi una blanca palomita no es.

Ya en los clásicos pasados Messi tuvo actitudes antideportivas también en contra de jugadores y hasta con la afición del Real Madrid, recordemos el pelotazo que lanzó a la tribuna a pocos metros de distancia.

En el partido del miércoles, el argentino no se quedó atrás y las cámaras del programa Punto Pelota lo captaron haciendo estos gestos a José Mourinho después del tercer gol culé.

Ahí están las imágenes, quizás respondió a tantas agresiones ciertamente, pero igualmente estas actitudes no son justificables.

Ni tan santito el Messi, ¿no?

Lee también   MESSI | "Chicharito habla el idioma culé"