El estadounidense Nico Calabria, jugador del Concord-Carlisle, metió un tremendo golazo, vaya, las palabras sobran, chéquenlo ustedes mismos.

Lee también   Portero se cae al pozo