Anoche, Orlando City rindió homenaje a las 49 personas que fueron asesinadas en el club Pulse la semana pasada. El equipo de MLS dejó 50 asientos vacíos (uno en honor a Christina Grimmie, cantante que fue asesinada en esa misma ciudad la noche anterior al ataque terrorista) y en ellos ató globos con los colores de la comunidad LGBT. El partido contra San Jose Eartquakes se detuvo a los 49 de minutos para guardar un momento de silencio en honor a las víctimas.

Ambos equipos salieron al terreno de juego con unas camisetas con la leyenda “Orlando United”, mismas que el club local sacó a la venta y destinará las ganancias de ellas a las familias de las víctimas.

Lee también   101 GreatGoals