El mundo gira y gira, y los arqueros no se cansan de cometer osos. El portero surcoreano Ji-Sung Kim abona otra legendaria pifia a los bloopers de los hombres con guantes. ¡Ni cómo ayudarlo!

Lee también   Recogebalones al ataque